• La Junta y las Cámaras divulgan las ventajas de la Mediación

    Una mesa de trabajo con jueces y secretarios judicales analizan el procedimiento

    LLERA

    El consejero de Justicia e Interior, Emilio de Llera, ha subrayado la apuesta de la Junta de Andalucía por extender la cultura de la mediación, desde el ámbito familiar al mercantil, con el objetivo de construir una sociedad más madura, durante la inauguración de las jornadas sobre Práctica en la derivación intrajudicial a la mediación civil y mercantil.

    El consejero inauguró junto con el presidente del Consejo Andaluz de Cámaras de Comercio, Antonio Ponce, una mesa de trabajo dirigida a jueces y secretarios judiciales para potenciar el sistema de la Mediación, que ha tenido lugar en el Salón de Actos de la Fundación Caja Rural del Sur.

    Antonio Ponce resaltó durante su intervención “la importancia de la Mediación, como herramienta indispensable para la resolución rápida y eficaz de conflictos”, al tiempo que recordó que “desde que la Ley de Mediación en asuntos civiles y mercantiles reconoció expresamente a las Cámaras de Comercio como Instituciones de Mediación, el Consejo Andaluz no ha dejado de trabajar convencido de las grandes ventajas del nuevo procedimiento”.

    “Hace tres años firmábamos con el consejero de Justicia y presidente de la Fundación Mediara, que hoy nos acompaña, un convenio vital para la puesta en marcha del nuevo servicio con el desarrollo de varias experiencias pilotos”. Recalcó Ponce, que se congratuló de que “desde entonces numerosas iniciativas para la divulgación y difusión de la Mediación colaborado tanto con la Junta de Andalucía como con organismos europeos”.

    Las Cámaras de Comercio, explicó el presidente del Consejo, asumimos con entusiasmo este servicio, encomendado hace pocos años, pero que siempre ha sido inherente a la actividad de nuestra marca en todo el mundo a lo largo de su centenaria trayectoria.

    “La Mediación permite que los acuerdos resultantes se cumplan voluntariamente. A partir de ahí se podrá mantener una relación comercial, amistosa y viable entre las partes”, añadió, recalcando que “la difícil situación en la que se desarrolla hoy la actividad socioeconómica requiere de procesos ágiles y eficaces, con costes reducidos y soluciones consensuadas; un pleito largo aboca a los negocios a una muerte segura”.

    Finamente el presidente del Consejo destacó “el papel las Cámaras por su proximidad al empresario y por nuestras posibilidades para divulgar la cultura de la Mediación, trasladando y difundiendo, como corporaciones de derecho público, sus innegables ventajas”.

    Convenio:

    El consejero, por su parte, definió la mediación como “una forma más enriquecedora de hacer justicia que supone avanzar en la construcción de una sociedad de más calidad en su convivencia cívica, al ser capaz de afrontar la solución de sus propios conflictos”.

    El consejero recordó el convenio que, el pasado mes de julio, firmaron la Junta y el Consejo General del Poder Judicial para fomentar el conocimiento y la di-vulgación de la mediación y otras formas de resolución pacífica de conflictos entre jueces, magistrados, operadores jurídicos y ciudadanía en general, así como la pues-ta a disposición de los juzgados y de los usuarios información y asesoramiento gratuitos sobre el funcionamiento de este sistema.

    Estas actuaciones se han iniciado con la puesta en marcha, el pasado mes de octubre, de un punto informativo sobre mediación en la Ciudad de la Justicia de Málaga en el juzgado nº 2 de lo Mercantil, el primero de toda Andalucía, al que recientemente se han sumado otro juzgado de lo Mercantil y tres de primera instancia.

    “A partir de la positiva experiencia”, ha explicado el consejero, “nuestra inten-ción es abrirlos progresivamente en otras sedes judiciales de Andalucía, a lo largo de esta legislatura”.

    De Llera resaltó la labor de formación en mediación que lleva a cabo la Fundación Pública Mediara, dependiente de la Consejería de Justicia e Interior, que va a continuar este año con el objetivo de impulsar este sistema de resolución de conflictos que contribuye, además, a reducir la carga de trabajo de los órganos judiciales andaluces y, por tanto, a mejorar el servicio que éstos ofrecen a la ciudadanía.

    “Somos conscientes”, ha señalado el consejero, “que como responsables públicos estamos obligados a informar a los ciudadanos de que, además de los juicios, existen procedimientos como la mediación que pueden ser más satisfactorios, baratos y rápidos”.

    Además, Andalucía, a través de Mediara ha liderado el proyecto comunitario Eirene para divulgar y promocionar en toda la Unión Europea los programas de mediación para la resolución de conflictos sin necesidad de llegar a juicio.

    El consejero insistió en que el desarrollo de la mediación es uno de los grandes objetivos de su departamento en esta legislatura, ya que permitirá aliviar la carga de los órganos judiciales y mejorar la opinión de la ciudadanía sobre el funcio-namiento de este servicio público. Según De Llera, la mediación convive perfectamente con la Administración de Justicia, ya que no es ni alternativa ni competidora, sino un mecanismo complementario que puede ser un aliado fundamental para la mejora de nuestro sistema judicial.